¿Por qué se subvenciona la agricultura europea?

Estos días se están fijando en  Bruselas las bases de lo que será la Política Agraria Común (PAC) a partir del año 2020. A modo de resumen, se quiere que cuente con más ambición ambiental y climática y que los Estados miembros asuman una mayor responsabilidad así como reducir su cuantía (que en la actualidad es en torno al 40% del presupuesto total comunitario). Muchos ven la PAC como esencial para garantizar la rentabilidad del sector y mantener vivo el medio rural, al mismo tiempo, otros la tachan de inequitativa e insostenible y abogan por una reforma en profundidad o directamente por su eliminación.

Pero empecemos desde el principio. La Política Agraria Común surgió a principios de los 60 en una Europa marcada por la postguerra, con el objetivo de asegurar que los ciudadanos  dispusieran de un suministro estable y suficiente de alimentos a precios asequibles. Si nos atenemos a este objetivo podemos asegurar que esta medida ha sido un rotundo éxito, pero este objetivo ya se alcanzó en la década de los 80.

Por lo tanto, ¿siguen estando justificadas estas subvenciones a la agricultura europea?

164324_1LA-PAC-60-ANOS

Vayamos por partes, un poco de historia. Desde sus inicios hace más de 50 años la PAC ha pasado por distintas fases en un intento de adaptarse. En su inicio se subvencionaba a los agricultores en base a la producción consiguiendo así el objetivo de la autosuficiencia agrícola e incluso importantes problemas de sobreproducción. Posteriores reformas desvincularon las ayudas de la producción, introduciéndose conceptos como la condicionalidad, con la cual los pagos estaban sujetos a  buenas prácticas agrícolas y medioambientales y requisitos legales y de gestión. Hasta acabar, con las últimas reformas, en un modelo más multifuncional donde se prima aspectos medioambientales y de calidad, apoyo a los agricultores y desarrollo de las zonas rurales.

En la actualidad, y en gran parte gracias a la PAC, la agricultura europea garantiza la seguridad alimentaria a más de 500 millones de europeos, proporciona trabajo regular a 22 millones de personas (44 M. si se tiene en cuenta toda la cadena agroalimentaria) y Europa es el primer exportador agroalimentario del mundo.

No obstante, esta política no está exenta de críticas. La PAC supone el 40% del presupuesto comunitario y, sin embargo, está destinada a solo el 5% de la población. Además, al estar en gran parte ligadas a la superficie cultivada, el 80% de estas ayudas van a parar al 20% de los propietarios, mientras, los pequeños agricultores quedan prácticamente al margen de estas ayudas (aunque medidas encaminadas a mejorar esta desigualdad han sido introducidas en la última reforma). Otra crítica es la competencia con otros países extracomunitarios que no poseen este tipo de ayudas, sobre todo sobre países en vías de desarrollo, que no pueden competir con las exportaciones de una agricultura subvencionada.

Pese a la poca información que la opinión pública tiene sobre la PAC (y quizás debido a esto) existe la opinión en la ciudadanía de que la agricultura está demasiado subvencionada. En una encuesta llevada a cabo por la Comisión Europea este mismo año, la mitad de las personas no ligadas con el agro manifestó que las ayudas al campo no son necesarias. Sin embargo, si se compara en cada país los salarios medios por trabajador del conjunto de la economía con los ingresos medios de las explotaciones agrarias (incluidas las ayudas de la PAC), en 26 de los 28 países de la Unión Europea, España entre ellos, los agricultores y ganaderos cobran menos que el promedio de los trabajadores, como muestra la siguiente gráfica.

Sin título

Los ingresos de los agricultores se mantienen por debajo de los de un trabajador medio en la mayoría de países. Fuente: Comisión Europea, 2017

De este modo, la Comisión defiende la continuidad de un sistema fuerte de ayudas públicas al campo como vía para reducir el hueco entre los ingresos de los ganaderos y los ingresos medios de los trabajadores.

Otra función de la PAC es mantener el atractivo de la actividad agraria, pues una de las cuestiones que preocupa en Europa es la dificultad de promover el relevo generacional. Solo el 20 % de los profesionales del campo en la UE tienen menos de 45 años, un problema que se registra con distinta intensidad en la mayoría de países y sectores.

En conclusión, los subsidios de cara a mantener viable un sector no son para nada deseables. Sin embargo, a día de hoy y con la  actual coyuntura, las ayudas de la PAC son necesarias para conseguir promover y mantener un sistema agroalimentario seguro, suficiente y de calidad como el actual y a la vez garantizar unos adecuados ingresos a los productores, promover el desarrollo rural y adaptarse a las nuevas condiciones (impacto ambiental, cambio climático…). Por lo tanto, habrá que estar atentos a las futuras reformas de esta política,  reformas que son necesarias para hacer de la PAC una política más distributiva, eficaz y sustentable priorizando así que agricultores y ganaderos de carácter familiar sean más profesionales generando así más empleo.

Más información (en inglés): https://ec.europa.eu/agriculture/sites/agriculture/files/future-of-cap/future_of_food_and_farming_communication_en.pdf

Anuncios

2 comentarios en “¿Por qué se subvenciona la agricultura europea?

  1. ¿Por qué se subvenciona el loquesea (y al resto parece no llegarte nada)?

    Porque asi los ricos te quitan mas y ganan el triple (lo que gana de lo que te quita de los beneficios del trabajo cuando trabajas para el rico como asariado/autonomo + lo que pierdes cuando le pagas a alguno de los ricos al comerciar + lo que le pagas al rico como subvencion de lo que te quitan por la fuerza via impuestos).

    Me gusta

  2. tal vez menos ayudas y mas defensa del sector por parte de algunas administraciones, aquello de pensar globalmente pero actuar localmente mejoraría los problemas del sector más que ayudar a la agricultura subvencionada que algunos tienen como forma de vida (mas la subvención que la agricultura). En mi opinion estaría bien subvencionar pero de otra manera, para que una vez logrado el objetivo de vivir dignamente (ni pasar hambre ni comprarse un yate) la empresa pudiese funcionar sola sin subvenciones. Esta subvención debería servir para arrancar, formarse, adquirir X enseres, aperos, ganado… asesorado y tutorado por algun experto que hiciese más factible la viabilidad el proyecto.
    Porque todos hemos oido de cebaderos, criaderos de, plantaciones de aquello realizadas con fondos de desarrolo, acogiendose a la pac… que una vez desembolsaron la subvención dieron quiebra… por suerte esto también esta más controlado y las subvenciones más restringidas por el abuso realizao por unos cuantos que da tan mala fama al sector…

    Facilitar las cosas a los pequeños, y no exigir lo mismo a un pequeño quesero artesano que a una macrofabrica…evitar competencia desleal con producto venido de fuera (o dentro pero eso seria otro tema) sin requerimientos de la UE que entran en europa por convenios que en muchos casos poco tienen que ver con la agricultura, francia en esto creo que sabe más de apoyar a los agricultores incluso contra otros paises de la union.

    LLevo tiempo queriendo hablar de algo similar, sobre las ayudas al medio rural y la despoblación… en mi blog pero no se por donde empezar o como enfocarlo, desde luego es un tema complejo…

    un saludo y feliz navidad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s